10 ideas para decorar recamaras pequeñas

cuadros decorativos

Distribuir de manera adecuada tus habitaciones pequeñas, elegir colores y organizar tus muebles para obtener la mejor decoracion, suele ser una tarea difícil.

El espacio se siente tan pequeño que puede provocarte una sensación de no tener movilidad. Pero tranquilo, puedes decorar los espacios en habitaciones pequeñas con creatividad y buena actitud. Para eso, a continuación te damos algunas sugerencias.

Crea un efecto visual en tus habitaciones

Al recrear un espacio pequeño, el objetivo principal será engañar la vista de quien esté dentro, ofreciéndole mayor dimensión de la que realmente posee. Cabe mencionar que esto no significa que todo lo que uses para decorar tiene que ser pequeño. La clave es saber qué, cómo, cuándo y dónde usarlo.

10 tips para mejorar la decoración de tus dormitorios

A continuación, te damos algunas sugerencias que te harán el trabajo más sencillo.

1 – Pintura

Usa colores en tonos pastel o muy claros. El color influye bastante en nuestra percepción del espacio, pues puede hacer que parezca más grande o mucho más pequeño de su tamaño original.

Elige colores que reflejen luz y dimensión, algunos muy recomendados son el blanco, verde, azul celeste y colores que se obtengan como base del rojo o amarillo. Se recomienda, en algunas ocasiones, usar el mismo tono de la pared en el techo, esto logra que se vea mucho más grande y que la luz del interior del dormitorio se conserve.

2 – Estantería de pared

Existe mobiliario que se puede colgar o empotrar en los muros, logrando así dos objetivos: adornar y almacenar en un mismo lugar. Selecciona metódicamente este tipo de adornos y te sorprenderá lo funcionales que son.

Con detalles como este, lograrás eliminar el espacio que regularmente ocuparía un mueble de piso y, por otro lado, ganarás espacio suficiente para otras opciones de decoración. Por ejemplo, puedes usar libreros invisibles, este tipo de repisas funcionan muy bien para almacenar cosas que pondrías en un librero estacional.

3 – Cuadros o fotos

Suelen dar la ilusión óptica de que el espacio es de mayor dimensión de la que posee. Para aprovechar el efecto, puedes poner estos accesorios a la altura de los ojos.

Una advertencia: debes cuidar de no cargar tu decoración colgando demasiados cuadros, esto equivaldría a darle a la pared el mismo efecto que causa pintarla de un color oscuro. Recuerda que tu objetivo principal es que tu habitación se vea lo más amplia posible y que no luzca cargada o con demasiada decoración.

4 – Distribución del mobiliario

Puedes probar cuanto quieras con el acomodo de los muebles que decidas usar en tu habitación. De preferencia, se recomienda que elementos como la cama, estén en lugares donde no te expongan mucho a la luz natural. Lo anterior favorecerá un mejor descanso.

Si encuentras la ubicación correcta de la cama, será más fácil ubicar el resto de los demás muebles que usas.

5 – Espejos y luces

Los espejos ofrecen una dimensión mucho mayor al ojo humano. Puedes valerte de la variedad de diseños que hay en el mercado hoy en día, hasta se pueden formar figuras que le darán un toque singular a tu recámara y tu espacio.

Por otro lado, en cuanto a la iluminación, usar luces de led blanca recrea el concepto al anochecer y brindan una claridad similar a la que se vive con el sol.

6 – Elegir la cama adecuada

Para maximizar tu dormitorio, debes elegir una cama que se adapte a las dimensiones que este tiene. Usar una cama alta genera un espacio debajo para estudiar, trabajar, hacer ejercicio o lo que gustes. En caso de que la habitación sea para los pequeños de la casa, las tipo literas te darán la ventaja de tener espacio para sus juguetes y otros accesorios.

Si eliges una cama a piso, puedes colocar una alfombra de tono claro o pastel del lado del pie de cama, donde parte de ella la pisen las patas delanteras. Será un espacio ideal para que puedas leer o meditar.

7 – Pantallas o consolas

Estas también serán tus aliados en la búsqueda de optimizar el espacio, pues puedes fijarlas al muro y ahorrarte el de una mesa que las sostenga. Procura ubicarla en el lugar con menos luz para que tenga una mejor proyección a tu vista. Puedes elegir un soporte, el cual te permita mover e inclinar a tu gusto los aparatos instalados.

8 – Cajas para almacenar

De los mejores inventos para ahorrar espacio, ya que son perfectas para guardar debajo de la cama o en el guardarropa artículos, ropa, zapatos, etc. Lo ideal es que tu cama sea alta o que esté encima de un soporte. También, los recipientes plásticos o de madera darán el aspecto de organización que tanto se busca.

9 – Cabeceras con almacenamiento

Si optas por usar una cama matrimonial o individual, elige comprar una cabecera que también tenga la función para que guardes tus cosas. Suelen usarse como libreros o gavetas plásticas para resguardar lo que quieras. Este tipo de accesorios le darán más estética y un toque elegante a tu habitación.

Otra opción sería usar una estantería al pie de la cama. Puede tener gabinetes o compartimentos que te auxilien en proteger tus cosas. Puedes ponerle cojines encima y podrás usarlo para sentarte.

10 – Usa lo que tengas

No te cargues pensando que debes gastar mucho en comprar cosas nuevas para tu dormitorio. Decora según el espacio que tengas y dale un aire vintage a todo, pintándolo con un aspecto algo viejo.

Usa tonos claros y deja que corra tu imaginación a la hora de pintar. Si el cuarto cuenta con una escalera, una ventana que no abre o algún defecto de construcción, úsalos para hacer más acogedor el espacio recreando una decoración.

Deseamos que con estas ideas consigas esas habitaciones que tanto has querido y que pensabas que no podías lograr. Son consejos funcionales y fáciles de llevar a cabo. Esperamos que te sirvan como una guía de inicio para que tengas un hogar cálido y confortable, por muy pequeña que sea tu habitación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *